Un 24% de los escolares sufren acoso en las aulas

dirigentesdigital.com

Los chiquillos no pueden ser víctimas de apodos, ultrajes, mofas, chantajes, empellones, puntapiés, porrazos. Nunca y mucho menos durante largas temporadas. Los casos de asedio escolar empiezan ya a conocerse.

CLEMENTE FERRER, PRESIDENTE DEL INSTITUTO EUROPEO DE MARKETING

Hay más sensibilización ante un caso que estremeció a la sociedad vasca, lo que le sucedió al pequeño Jokin,  el adolescente de Hondarribia (Guipúzcoa) que a lo largo un año soportó alfilerazos y desdenes por parte de sus compañeros del colegio hasta que dispuso inmolarse en el año 2004. Tenía 14 abriles.

También, otros críos son el muñeco de sus condiscípulos que los tratan con crueldad. Los efectos resultan demoledores. El acoso escolar, según el estudio Cisneros,  apunta a una proporción que se alza en el 24%. La comunidad docente admite este horripilante estigma, según diversas investigaciones.
«Cualquier cifra es elevada. Da igual que sean mil o cien, mientras exista un niño que lo sufre es suficiente», dice Ferran Barrí, presidente de la asociación SOS Bullying. “No debemos confundir una pelea entre alumnos con el acoso sistemático y duradero». El maltrato escolar supone lesionar, física o pisicológicamente, a un niño de forma incesante en el tiempo. Desde carcajearse y hostigarle, hasta atizarle collejas y puntapiés, maltratarle o aguijonearle. La sutileza del perseguidor, cuando desea hacer extorsión, es inmensa.  El asedio escolar se da más entre los  adolescentes, aunque también se produce en edades más tempranas, entre los 8 a 15 años.
Las secuelas sobre los torturados resultan letales. El trasnoche; espasmos y vómitos en el desayuno. El síndrome del domingo es terrible; se sienten amargados, se exasperan fácilmente y se acongojan al pensar que tienen que reanudar las clases.  El ciberacoso, que emplea las nuevas tecnologías, es enormemente nocivo, denigrante y punzante. Es un permanente maltrato por medio de mensajes, o imágenes, que se cuelgan en las redes sociales. No hay sitio alguno donde el niño se pueda refugiar. A los perjudicados les cuesta contar estas trágicas torturas. Quedan intimados, constreñidos, aplastados psicológica y socialmente.
Por todo lo expuesto a los padres se les aconseja que tengan una cierta comunicación con sus hijos y rodearles de afecto, para que puedan contar sus sufrimientos.

Qué es el bullying

teinteresa.com

El hostigamiento y el maltrato verbal o físico entre escolares es bullying. La definición del psicólogo noruego Dan Olweus que dice que “un estudiante se convierte en víctima de acoso escolar cuando está expuesto, de forma reiterada y a lo largo del tiempo, a acciones negativas llevadas a cabo por otro u otros estudiantes”, es la más aceptada.

Hay distintos tipos de ataques:

Físico: consiste en la agresión directa a base de patadas, empujones, golpes con objetos. También puede ser indirecto cuando se producen daños materiales en los objetos personales de la víctima o robos.

Verbal: es el más habitual. Sólo deja huella en la víctima. Las palabras tienen mucho poder y minan la autoestima de la víctima mediante humillaciones, insultos, motes, menosprecios en público, propagación de rumores falsos, mensajes telefónicos ofensivos o llamadas, lenguaje sexual indecente.

Psicológico: se realiza mediante amenazas para provocar miedo, para lograr algún objeto o dinero, o simplemente para obligar a la víctima a hacer cosas que no quiere ni debe hacer.

Social: consiste en la exclusión y en el aislamiento progresivo de la víctima. En la práctica, los acosadores impiden a la víctima participar, bien ignorando su presencia y no contando con él/ ella en las actividades normales entre amigos o compañeros de clase.

Inteligencia emocional

LA VANUARDIA.COM

Me escandaliza la cantidad de violencia en la sociedad occidental actual; sólo hay que encender la televisión para ver programas de jóvenes agrediendo a sus padres o relatando historias de acoso escolar, también conocido como bullying. Muchos psicólogos, educadores sociales y especialistas hacen todo lo que pueden pero, sin embargo, este mal se extiende cada vez más en nuestra sociedad y tenemos el deber moral de detenerlo.
Siempre se ha creído que sólo existía un tipo de inteligencia, pero hace un par de décadas se descubrió que había varias inteligencias, cada una de ellas con su propia función dentro del ser. Una de ellas, posiblemente la más importante para erradicar estos problemas morales, es la inteligencia emocional. La inteligencia emocional nos enseña a identificar nuestras emociones, a escuchar a los demás, a desarrollar el autocontrol, a cuidar nuestra salud, a conocernos a nosotros mismos y conocer más a los demás. Siendo esto así, propongo a todos aquellos preocupados por el futuro de nuestra sociedad que luchen juntos para que se incluya en el temario académico asignaturas o, en su defecto, créditos variables de inteligencia emocional, ya que en los grupos sociales de adolescentes donde se ha enseñado se han obtenido resultados brillantes, haciendo a los jóvenes más felices y exitosos en sus estudios o trabajos.

Equipo JA N’HI HA PROU Proyecto ATENEA. Violencia de Genero

Jornada  taller ofrecida altruistamente Proyecto Atenea, herramientas contra la violencia de genero, Terrassa. Equipo de “Ja n’hi ha prou”. Joan Martínez Prieto, Eva Benito Pérez, Diego Fernández López.

Reflexions de “EVA”.

El passat dia 27 de desembre va finalitzar, a la població de Sant Pere Pescador, el curs de prevenció de l’Assetjament Escolar. Gràcies a la col.laboració de l’Ajuntament de la vila i a l’AMPA de l’escola ,un grup de nens/es van poder gaudir durant unes hores d’activitats lúdiques per ells/es però que alhora amaguen una intencionalitat educativa i de conscienciació social.

En aquests dies de festes nadalenques, on les famílies i els amics s’uneixen al voltant de la taula per compartir, per cantar, per demanar desitjos…no podem oblidar aquells nens i nenes que pateixen diàriament, moltes vegades en silenci, la por d’aquest monstre anomenat Assetjament.

 Ha estat un curs molt especial per tot el grup, per moltíssimes raons.

Per mi, que porto molts anys vinculada a la població de Sant Pere Pescador en el terreny laboral, m’ha ajudat a conéixer encara més, l’esperit lluitador i integrador de molts dels seus veïns/es. Però també m’ha suposat viatjar a temps passats i recordar l’olor de l’escuma de mar, el tacte de la sorra fina entre els dits dels peus, el ball de la tramuntana jugant entre les dunes de la platja, el poble ple de gent a l’estiu, aquells gelats de xocolata que et regalimaven per tota la galeta…va ser una infància feliç amb records entranyables.

Per això us demano que si vosaltres teniu records bonics els compartiu amb nosaltres i no oblideu que avui, ara mateix, hi han nens/es al món que són maltractats, que pateixen malsons, angoixa, por, baixa autoestima, depressió.

Eva Benito Pérez