Sin protocolo contra el acoso escolar la Oficina de Asuntos de la Juventud

El nuevo día.com

Director se compromete a desarrollar estrategias de prevención.

bulll_jpg_thumbnail0

El director de la Oficina de Asuntos de la Juventud (OAJ), Gabriel J. López Arrieta, reconoció que actualmente la agencia que dirige no tiene un protocolo para atender situaciones de bullying.

Sin embargo, López Arrieta se comprometió a desarrollar estrategias que ayuden a prevenir y atajar el acoso escolar en los programas que la oficina ya tiene funcionando, así como a establecer un diálogo con el Departamento de Educación y el Departamento de la Familia para colaborar en la discusión de ideas que redunden en un protocolo uniforme que incluya medidas de prevención.

Las expresiones de López Arrieta se dieron esta mañana en una vista pública de la Comisión de Asuntos de la Juventud, Deportes y Recreación, que preside Ramón Luis Cruz Burgos, sobre la Resolución de la Cámara 35, que propone investigar la implantación y efectividad de las leyes que buscan prevenir el hostigamiento e intimidación entre estudiantes.

Del mismo modo, López Arrieta concurrió con el presidente de la Comisión en que la medida disciplinaria establecida en el reglamento del Departamento de Educación, la suspensión, no es suficiente para trabajar con la situación.

“La OAJ redoblará esfuerzos con el Departamento de Educación, el Departamento de la Familia y esta Comisión para apoyar toda iniciativa encaminada a la erradicación de este problema social”, dijo López Arrieta.

“Atenderemos la problemática del acoso escolar ya sea físico, psicológico y cibernético”, agregó el director.

Entre los planes de la OAJ para trabajar con el acoso están crear talleres dirigidos a fortalecer las destrezas sociales y crear actividades que enseñen destrezas de solución de problemas y conflictos, entre otros.

A preguntas del representante penepé Gary Rodríguez, el directivo aceptó que la OAJ no tiene presupuesto para establecer programas nuevos. Pero destacó que “ahí entra la creatividad”.

Según López Arrieta, todas las propuestas presentadas se pueden trabajar con los programas que ya tienen en la oficina con el Club OAJ.

“Parte de los temas que tenga el Club OAJ tratan la deserción escolar y el bullying. Será atendido reformulando estos programas”, dijo.

Cruz Burgos le otorgó 10 días al director de OAJ para que presente por escrito recomendaciones sobre qué hacer con el joven que comete el acto; medidas disciplinarias contra el espectador que “al no hacer nada se convierte en cooperador y cómplice”; y recomendaciones para evitar que la víctima deserte de la escuela y desarrolle problemas emocionales.

En la primera vista pública sobre este tema el pasado miércoles, depusieron, entre otros, el Departamento de Educación, Departamento de Familia y la organización Puerto Rico Stop Bullying.

Un juez reabre el caso de una denuncia contra profesores por un caso de ‘bullying’

La vanguardia.com

El titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid ha  acordado reabrir la causa en la que investigaba una  denuncia contra varios profesores del colegio San  José del Parque de los Hermanos Maristas de Madrid, situado en el  distrito de Hortaleza, por un caso de acoso escolar.

En un auto el pasado 5 de marzo, al que tuvo acceso Europa Press, el magistrado  acuerda revocar el auto en el pasado diciembre acordó archivar la causa al  estimar que no había indicios de que los maestros no actuaran para evitar la  supuesta situación de maltrato.

La reapertura se produce después de  que la Audiencia Provincial de Madrid ordenará el pasado febrero a instancias de  la Fiscalía de Madrid realizar una serie de diligencias para completar la  instrucción penal. De este modo, acuerda tomar declaración a dos menores y  encarga un informe psiquiñátrico para verificar si sufrieron acoso.

Las actuaciones se incoaron a raíz de una denuncia interpuesta el 18 de marzo de  2010 contra los maestros y la directora de este centro escolar por un delito  contra la integridad moral.

La madre sostenía que su hijo había  sufrido maltrato físico y psicológico durante seis años, llegando a casa con  marcas de los golpes. Y denunciaba que los profesores no hacían nada, a pesar de  que conocían la situación de acoso del menor a manos de sus compañeros.

La causa fue archivada ya en mayo de 2010, pero un nuevo informe psicológico  propició que el proceso penal se retomara. El informe de los psicólogos sostenía  que el chico era “una auténtica víctima de acoso y violencia escolar”.

Sin embargo, el fiscal mantuvo en su informe que no existía indicio que apoyara  la versión de que los profesores no sólo no actuaran contra la supuesta  situación de acoso, sino que, además, la provocaran ellos mismos.

En  la resolución, el juez esgrimía que no estaba acreditada la existencia de  “señales o marcas” por maltrato reiterado y ha indicado que la madre nunca  comentó en las tutorías que su hijo era víctima de violencia escolar.

Por ello, sostenía que no hay indicios suficientes para sostener un proceso  penal por un delito del artículo 173 del Código Penal, por lo que procede su  archivo.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20130402/54371906659/un-juez-reabre-el-caso-de-una-denuncia-contra-profesores-por-un-caso-de-bullying.html#ixzz2PrGPciGG
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

 

 

Presidente del Observatorio Internacional de la Violencia en la Escuela

larazon.com

Eric Debarbieux: «La ley del más fuerte es de perdedores»

El experto alerta que «uno de cada cuatro posibles suicidas ha sufrido ‘bullying’ en la escuela»

BARCELONA- –  ¿Cual es la definición más exacta de la violencia que se vive en las aulas? – No vivimos una época de violencia espectacular. Es todo más bien a pequeña escala. Desde 1960 hasta ahora sólo se han dado 40 masacres en los colegios, considerando masacre a asesinatos en los que mueran más de tres personas. En las últimas décadas sí que se ha vivido un auge de las pequeñas agresiones dentro del clima escolar, que son las que más se repiten. Son agresiones verbales, faltas de respeto o el enfrentamiento directo a la autoridad, ya sea al profesor o al propio centro. Aunque, ojo, no toca a todos. Calculamos que sólo uno de cada 10 alumnos ha sufrido algún tipo de violencia.
– ¿Qué consecuencias se dan cuando se ejerce violencia en el centro? – Hay tres consecuencias. Primero, las que atañen al clima escolar y el ausentismo . Uno de cada cuatro alumnos que no acude a clase de forma regular lo hace por miedo a ser acosado. Suelen ser buenos alumnos. Un estudio de 1994 indicaba que el 29 por ciento de los que padecen bullying son los alumnos más inteligentes. En segundo lugar las consecuencias emocionales, que afectan a corto y largo plazo. La exposición a la violencia implica la aparición de depresiones, tendencias suicidas y problemas psicológicos. Uno de cada cuatro posibles suicidas ha sufrido acoso escolar.
– ¿Y la última? – La que atañe a la seguridad pública. El 75 por ciento de los adultos que hoy disparan han padecido o han formado parte de la violencia en su escuela. Tanto el acosador como el acosado se arman para protegerse y después vengarse. Es una actitud del todo inútil. El acosador, cuando crece, cae en la delincuencia  y el acosado se arma al crecer para tratar de defenderse. La ley del más fuerte es para perdedores.
– ¿Ha aumentado la violencia en los centros en los últimos 10 años? – Hay estudios de muchos países, de Francia, Chile, España y Brasil, que indican que la gran violencia, la física o la que se relaciona con masacres, no ha crecido especialmente. Lo que sí ha cambiado ha sido la naturaleza de la violencia. Hay más agresiones verbales y ha crecido el «cyberbulling», aupado por las nuevas tecnologías. También hemos percibido que se han extendido las agresiones colectivas. Ya no es un uno contra uno. Ahora el bullying se ha vuelto más grupal, con grupos de hasta siete contra uno.
–Muchos señalan a la cultura audiovisual como principal culpable de estas nuevas formas de agresión en el aula. ¿Qué papel juegan los «mass media»? – Buscan el impacto y se fijan en lo más conflictivo. Dan una imagen falsa imagen de la realidad, la distorsionan. Aún así, el interés de la sociedad mediatizada está ahí. Los vídeos más vistos en internet son los de actos terroristas, tsunamis, masacres escolares o actos de violencia ordinaria en el aula. Realmente, la violencia brutal sólo representa un 2 por ciento de las agresiones. El verdadero problema, por el que debemos fijar la atención, es el cambio que está experimentado el clima escolar. Los profesores se enfrentan a clases que cuestionan su rol y el del propio centro. Esta situación se da especialmente en barrios degradados, y en los que la violencia hacia las instituciones está presente en su día a día.
– ¿El castigo es la solución? –No es efectivo. Hay que promover otro tipo de aptitudes e instaurar lo que yo denomino «justicia restaurativa». Te pondré un ejemplo. Hace un par de años, un parisino pegó a otro en clase. El juez le dio dos opciones: cárcel por poco tiempo pasar seis meses patrullando con la policía de París por los suburbios. El único requisito: que lo apuntase todo y después presentase su reflexión. Casi no sabía escribir, patrulló, vio a los vagabundos y volvió a estudiar. No ha golpeado a nadie más.

El 90% de los adolescentes pasa en Internet unas 14,5 horas semanales

diariodenavarra

El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, José Iribas, ha  afirmado que “la educación es fundamental para evitar conductas  inapropiadas por parte de los menores en Internet”.
Con esta valoración realizada por el consejero ha concluido la  tercera edición del ciclo ‘Hablamos de Educación’, un foro abierto a  medios de comunicación que en esta ocasión ha abordado el tema ‘Niños  y jóvenes ante la red. Seguridad informática’.
Además del consejero han participado María Mallén Correas,  inspectora del Cuerpo Nacional de Policía; Joaquín Torrents,  presidente de la Fundación Dédalo, y Celestino Arteta, jefe de  negociado de integración curricular de las TIC del Departamento de  Educación.
Según datos aportados por Mallén, el 90% de los mayores de 14 años  accede a Internet y navega una media de 14,5 horas semanales, aunque  los menores se inician en la red a partir de los 10 años.
Niños, niñas y jóvenes se enfrentan a riesgos como el  ‘ciberbullying’ (acoso a través de Internet), el ‘grooming’  (engatusamiento de un menor por parte de un adulto, antesala en la  mayor parte de los casos del abuso sexual), el ‘sexting’ (intercambio  de documentos con contenido sexual) o la usurpación de la identidad,  etc, conductas que conllevan amenazas y coacciones. Otro riesgo es la  adicción (vídeo-juegos, redes sociales, et).
El ‘bullying’ afecta en Navarra al 4,5% de los estudiantes de ESO,  frente al 7% de la media nacional, según ha trasladado el consejero  Iribas, quien ha subrayado que Internet no ha contribuido a  incrementar los casos de acoso escolar, dado que los valores se  mantienen, pero ha abierto una nueva vía para el insulto y la amenaza  en el entorno escolar, que afecta de forma predominante a niños y  niñas de entre 12 y 13 años.

CIBERBULLYING

“El ‘ciberbullying’ es un acoso que se produce entre iguales”, ha  apuntado el consejero, quien ha afirmado que no se debe ser alarmista  pero tampoco bajar la guardia, dado que en Internet no se visualizan  “peligros latentes” que sí se perciben en el mundo real.
Según han explicado Mallén, el ‘ciberbullying’ no suele darse de  forma aislada sino que suele formar parte de los canales habituales  de acoso. El teléfono móvil, Internet o incluso vídeo-juegos en red  pueden ser vehículo de estas agresiones y la propia naturaleza y  facilidad de la red para llegar a cualquier persona juega como una  ventaja sobre el acoso tradicional.
Los síntomas más comunes que alertan a padres, madres o profesores  de un acoso por la red son trastornos del sueño y de la alimentación,  aislamiento, irritabilidad y necesidad compulsiva de conectarse para  ver qué está ocurriendo con su imagen ‘on line’. Las niñas son más  propensas tanto a ser víctimas como agresoras.
El Departamento cuenta con una Asesoría para la Convivencia, a la  que a través del teléfono 900 841 551pueden acudir quienes padezcan  casos o presunción de acoso escolar.

FAMILIA Y ESCUELA

Los mencionados problemas se pueden evitar desde el hogar familiar  (favorecer el diálogo, controlar gastos y facturas, colocar los  ordenadores en espacios comunes, instalar controles parentales,  comprobar ‘cookies’ para conocer las páginas visitadas por los  menores, etc) y en el ámbito escolar.
Al respecto, los expertos han subrayado la importancia de la  educación para que niños y jóvenes aprendan a detectar conductas de  riesgo. Así, Celestino Arteta ha indicado que el ámbito escolar  auspicia entre el alumnado reflexiones sobre la privacidad – “las  acciones pueden tener consecuencias en un futuro”, ha dicho- y el  control de los datos personales (intercambio de contraseñas, etc).
Torrents ha trasladado unos consejos básicos para evitar  problemas: cerrar la sesión en ordenadores compartidos cuando se deje  de navegar, para evitar que terceras personas accedan a cuentas y  contraseñas; y no aceptar como ‘amigos’ de redes sociales a  desconocidos.
En caso de sufrir algún delito, el presidente de la Fundación  Dédalo recomienda no borrar nunca mensajes o fotos, para evitar  destruir pruebas, o en todo caso capturarlos e imprimirlos; bloquear  o informar sobre contenidos inapropiados; y presentar denuncia ante  las fuerzas y cuerpos de seguridad ciudadana.

PROTECCIÓN EN CENTROS ESCOLARES

Celestino Arteta Iribarren, jefe de negociado de Integración  curricular de las TIC, ha informado sobre las actuaciones que  desarrolla el Departamento de Educación en materia de seguridad en la  red.
Para evitar accesos inadecuados por parte del alumnado, el  Departamento de Educación ha instalado una aplicación que impide el  acceso a alrededor de 800.000 páginas, a la que los centros pueden  añadir – o quitar – otras. Asimismo, ha protegido los equipos con  potentes antivirus, antitroyanos, etc.
En el ámbito formativo, el Departamento desarrolla el programa  ‘IntegraTIC’ o Escuela 2.0., que contempla la dotación de ordenadores  a centros públicos y privados y de aulas digitales al tercer ciclo de  Primaria. A través del programa, se ha diseñado un sitio web con un  apartado específico sobre seguridad en la red con recursos agrupados  en cuatro categorías; recursos generales, profesorado, alumnado y  padres y madres, en la dirección dirección   https://sites.google.com/site/navegaseguro2010/home.
Además, el departamento inició en enero, en colaboración con el  servicio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, una  campaña para toda la comunidad educativa. Arteta ha subrayado como  modelo de actuación la iniciativa del colegio público San Francisco  para el trabajo conjunto de esta cuestión con padres, profesores y  alumnos, un programa que se canaliza a través del sitio  http://sanfraninternetseguro.wikispaces.com.
Igualmente, de cara a la sensibilización del profesorado, el  Departamento oferta a distancia desde hace dos años un curso de  formación denominado ‘Seguridad en la red’ y en el que se han formado  ya alrededor de 400 profesores. Y avanza las novedades en un blog  específico dirigido al profesorado:  http://dpto.educacion.navarra.es/blogpnte/.

Niños dan su mensaje contra acoso escolar

el mañana.com

Estudiantes de segundo grado de la Primaria Matías de Llano decidieron tomar un paso importante para combatir el ‘bullying’ en su plantel.

Andrea Villarreal, estudiante de segundo grado, es una de las participantes en    la obra anti-bullying. 

LAREDO, TX.- Los niños trabajaron en equipo bajo la coordinación de sus maestras para crear una obra de teatro denominada “Construyendo el carácter” y donde el principal objetivo es ofrecer un mensaje en contra del acoso escolar.

La obra contiene drama, canciones y bailes para hablar de cinco elementos que deben formar el carácter de una persona.

El autocontrol, el manejo de la ira, la tolerancia, las relaciones con los compañeros y el acoso son manejados en esta obra de teatro escolar donde participaron estudiantes de segundo grado y sus maestras.

Veto total al móvil en los institutos

elcomercio.es Asturias

  • Los centros educativos refuerzan los controles para evitar problemas con grabaciones y fotografías que luego  se cuelgan en la red    
  • Policía y directores de varios IES detectan un incremento de los casos de acoso a través del teléfono.
Es la forma de ciberbullying más extendida entre los adolescentes en edad escolar: el acoso a través del teléfono móvil. Una práctica que ya han sufrido profesores y alumnos de varios institutos de la región y que se ha incrementado en los últimos tiempos, según confirma Mila Madiedo, al frente del gijonés IES Jovellanos, donde uno de sus docentes vio cómo su imagen era colgada en la red con una serie de comentarios denigrantes como telón de fondo.
La mecánica es extremadamente sencilla para unos estudiantes que dominan las nuevas tecnologías y, aunque los móviles llevan mucho tiempo en manos de los adolescentes, las situaciones más graves aparecieron en los últimos cinco años, cuando en estos dispositivos se generalizó la inclusión de cámaras de foto y vídeo y la conexión a internet. Los teléfonos pasaron entonces de ser una amenaza contra la concentración en el aula a un problema mucho más serio.
Tanto es así que, a pesar de que su uso suele estar limitado en las aulas de colegios e institutos (las comunidades carecen de una Continua la lectura de “Veto total al móvil en los institutos”

Los niños que manifiestan conductas homosexuales sufren tres veces más acoso escolar

noticia de Infancia Hoy.com

España, 18 feb, Agencia Infancia Hoy.-Así lo ha dado a conocer hoy en Salamanca el magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, que ha participado en el curso de la Universidad “¿Por qué aún no hemos alcanzado la igualdad?”.
Grande-Marlaska, que ha centrado su ponencia en “el acoso escolar por razón de orientación sexual”, ha explicado a los medios de comunicación, que en este momento existen “porcentajes importantes” de acoso escolar tanto en España como en otros países de la Unión Europea.
Según el magistrado, los casos de acoso escolar, no sólo por la orientación sexual, que acaban en suicidios de jóvenes “son importantes”, aunque no ha precisado más.
El acoso a los homosexuales se da igual en mujeres que en hombres, ha destacado el juez quien ha resaltado a la vez que “es verdad que hay más casos de hombres, pero también porque hay más casos públicos de la orientación sexual de los hombres que de las mujeres”.
España, ‘un país avanzado’ Respecto a la legislación en esta materia, Grande-Marlaska ha señalado que “somos un país bastante avanzado en cuanto a la defensa de las minorías”, aunque desde el punto de vista social, a su juicio, “aún hay que dar muchos pasos para que la igualdad sea realmente efectiva”.
El magistrado ha considerado que “estamos en camino de conseguir la igualdad de todas las personas independientemente de su condición, pero hay que seguir batallando”.
Una batalla que en su opinión debe centrarse particularmente en los adolescentes, ya que son “personas que están en crecimiento, en desarrollo y en formación, y en este sentido son los que necesitan más ayuda para poder realizarse y desarrollar su propia personalidad”.
Por ello, ha agregado que los más afectados por el acoso sexual son “personas jóvenes que están en desarrollo y lo que necesitan para reafirmarse es un respeto a la libertad de cada uno”.
El acoso escolar a los jóvenes que manifiestan conductas homosexuales es tres veces superior que el que padecen el resto de los niños y adolescentes en las escuelas o institutos españoles.

Grande-Marlaska cree que la falta de tolerancia que da como resultado el acoso se puede solucionar desde los colegios impartiendo asignaturas “se llamen éstas como se llamen” que promuevan el respeto hacia las diferencias de los demás.

Condenan a prisión a dos estudiantes surcoreanos por acoso escolar

cnn vive la noticia

SEUL, Corea del Sur (CNN) — Una corte de Corea del Sur sentenció este lunes a dos adolescentes a prisión luego de que admitieron que acosaron a un compañero de clase que se suicidó.

Los jóvenes, ambos de 15 años, fueron sentenciados a tres y a tres y medio años de prisión. La corte de distrito de Daegu informó que las condenas podrían ser reducidas a un año, dependiendo el comportamiento de los infractores en prisión, de acuerdo a la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

En abril pasado, ambos forzaron a la víctima a jugar en internet utilizando sus nombres, tomaron las ganancias del juego, y lo golpearon repetidamente, según la corte.

Los adolescentes también admitieron haber tomado comida de la casa de la víctima, haber empujado su cabeza dentro del fregadero, y forzarlo a comer galletas de tierra, según la corte.

La víctima se mató saltando de un edificio en diciembre pasado, y nombró a sus dos acosadores en su nota suicida.

El incidente conmocionó al país y causó que la policía y los fiscales iniciaran una campaña contra el acoso escolar.

Aun cuando ninguno de los acusados tienen antecedentes criminales, según la corte, las penas de prisión fueron impuestas debido al resultado y la seriedad del crimen y de la indignación pública.

Los padres del estudiante acosado presentaron una denuncia a principios de mes contra la escuela, el maestro del niño, y el director, así como contra los parientes de los acosadores, agregó Yonhap

El 44% de escolares vascos admite que ha acosado a compañeros por Internet

elcorreo.com

Tres de cada diez menores sufren amenazas o insultos a través de la red, o son grabados en situaciones humillantes, revela una investigación de Deusto .

Las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta habitual entre los menores para propagar comportamientos agresivos y repetidos hacia víctimas que no pueden defenderse, una forma de violencia conocida como ciberbullying. Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Deusto revela que el 30% de los escolares vascos de entre 12 y 17 años ha sido víctima de algún episodio de ‘ciberagresiones’ y el 44% ha acosado alguna vez a un compañero a través de la red. La mayor parte de estas situaciones se produce entre los adolescentes de segundo y tercer curso de la ESO, a los 13, 14 o 15  años. Una de las formas más habituales de esta actitud consiste en enviar mensajes con insultos y amenazas, o grabar escenas humillantes y colgarlas en Internet, aunque la moda de usurpar la identidad de una persona para perjudicarle ha irrumpido con fuerza entre los menores.
La investigación se llevó a cabo con cerca de 1.500 alumnos de colegios vascos, de entre 12 y 17 años.  La media de edad era de poco más de 14 años. Una veintena de especialistas de la Universidad de Deusto se desplazaron a los centros de enseñanza para que los estudiantes completaran una serie de cuestionarios. «En algunos centros comprobamos que cuando los escolares participaban en el trabajo se alborotaban con las preguntas. Los profesores nos contaron que habían tenido recientemente casos de ciberbullying y que estaban muy sensibilizados con el tema», comenta una de las responsables del proyecto, la profesora de Psicología Esther Calvete.
Estas actitudes violentas entre menores se llevan a cabo a través de correo electrónico, chats en Internet y redes sociales ‘on-line’ como Tuenti, Facebook o blogs personales. El informe concluye que hay más chicas entre las víctimas -un 38% frente a un 26%- y más chicos entre los agresores (47% frente a 43%). La conducta más frecuente  de las consideradas como ‘ciberbullying’ -el 20% de los encuestados- es que el acosador denigre a un compañero mediante la propagación de rumores falsos, bromas o comentarios crueles para ponerle en ridículo o con la intención de dañar su reputación o las relaciones con sus amigos. En una proporción similar se registran los mensajes con insultos y amenazas.
Aislar a la víctima
Otra forma de maltrato psicológico que se ha registrado siempre en las aulas, la de marginar o aislar a un niño, también se repite mediante las nuevas tecnologías: un 20% de los estudiantes entrevistados relató que había apartado a algún compañero de modo intencionado de un grupo ‘on-line’. No es una acción banal. Los adolescentes crean esos grupos para chatear y es su vía directa, y casi única ya, para quedar cuando quieren salir, para compartir diversiones o información sobre su vida o sus tareas de clase. El muchacho que se queda fuera de esa red está condenado al aislamiento social. Los agresores modernos lo saben bien.
Enviar amenazas e insultos por e-mail y mensajes de teléfono móvil también forma parte de este macabro uso de las nuevas tecnologías. Un 15% de los encuestados admite haber utilizado esas prácticas y muchas veces de forma anónima. Las peleas ‘on-line’, conocidas con la etiqueta de ‘flaming’, se desatan cuando el afectado se defiende, responde a los ataques y se cruzan mensajes electrónicos con un lenguaje hostil y vulgar.

La muerte de una niña de 12 años reabre el debate sobre el acoso escolar en Francia

LA VANGUARDIA.COM

La joven escribe una carta a sus padres antes de quitarse la vida por las burlas que recibía de sus compañeros de clase

Tenía tan solo 12 años y decidió ella misma dar testimonio público de su propia muerte. Su nombre, preservado por respeto por su familia, ha conmocionado a Francia. Su desaparición en pleno crecimiento vital representa otro caso de una menor que atormentada por los insultos, las burlas y los reproches de sus compañeros de clase opta por quitarse la vida como una solución al drama que supone la presión psicológica y física que muchos niños y niñas sufren en la escuela y que a menudo soportan en soledad.
La joven estudiante se quitó la vida el pasado lunes por la noche en la pequeña localidad de Eleu-dit-Leauwette, en el norte de Francia muy cerca del Pas-de-Calais. Lo hizo con sigilo y durante la noche. Cuando sus padres estaban durmiendo decidió desaparecer para siempre. Sus compañeros que tanto la habían atormentado en los últimos seis meses no la vieron venir a clase el martes por la mañana en el colegio Jean Jaurès de Lens. Decidió dispararse un tiro en la cabeza con la escopeta de caza de su padre.
Según han confirmado fuentes de la Prefectura de la Policía del norte a este redactor de LaVanguardia.com, la joven murió en el acto y dejó escrita una carta dirigida a sus padres y que ha trascendido a los medios de comunicación franceses.
En la misiva, la joven asegura “no soportar más las burlas de sus compañeros de clase, lo que le producía un enorme dolor cuya solución solo estaba en quitarse la vida”, según fuentes policiales que investigan ahora las circunstancias y el entorno familiar de la menor.


Ya es tarde para devolverle la vida, en un caso más donde todo apunta a que centenares de escolares sufren acoso y no lo cuentan a sus padres. Un verdadero problema de orden público que ha hecho reaccionar al Gobierno francés para evitar futuras muertes.
Según datos que maneja el Ministerio de Educación que dirige Luc Chatel, alrededor del 10 por ciento de los escolares franceses sufren algún tipo de acoso escolar y ya se han anunciado nuevas sanciones contra este tipo de acoso contra los jóvenes que se dediquen a burlarse de forma continua de otros compañeros emocionalmente más débiles.
Todo un reto para que otros menores no sigan el ejemplo de la joven chica de 12 años y puedan enfrentarse a este problema hablando con sus padres y denunciando estos lamentables acosos en un entorno escolar que debe servir para aprender y donde crezcan como ciudadanos.